Transporte

1. Introducción

El transporte de los RSU hasta el vertedero o planta de tratamiento suele implicar un punto intermedio que son las Estaciones de Transferencia. Son elementos clave en el caso de existencia de largas distancias entre los puntos de recogida de basura y los centros de tratamiento. En ellas se realiza el trasvase de los residuos aportados por los sistemas de recogida domiciliaria de basura (recorrido corto), a otros con capacidad de carga mucho mayor y diseñada para transporte pesado, que les permite la circulación hasta los centros de eliminación o tratamiento. Esta operación supone un ahorro en combustible y personal, al emplear un solo vehículo para transportar y evacuar lo que varios camiones recolectores emplearían en la misma operación, optimizando así el coste total de gestión para la zona de influencia de dicha instalación.

En estas instalaciones pueden llevarse a cabo pre-tratamientos de los residuos recibidos, como la compactación, que reduce el volumen de los residuos para posteriormente transportarlo al vertedero controlado o a la planta de clasificación y selección para su posterior reciclado.

Además de la reducción de costes, las estaciones de transferencia tienen también como objetivo impedir que los residuos se viertan en vertederos incontrolados y, consecuentemente, evitar la contaminación de los ríos y aguas subterráneas.

2. Recogida y transporte

Las operaciones de recogida y transporte de los residuos representa entre el 60 y el 80% de los costes globales, y tiene, en consecuencia, una gran importancia económica. En estas operaciones confluyen un conjunto de parámetros como la frecuencia de la recogida, los horarios de la misma, los equipos y el personal de recogida.

La política de la Unión Europea establece que, dentro del territorio europeo, los residuos deben eliminarse lo más cerca posible del lugar donde se han producido (principio de proximidad), con el fin de minimizar el transporte de residuos para ahorrar recursos y reducir el riesgo de accidentes. Transferir residuos a algunos países donde la normativa ambiental es menos severa y los procesos de tratamiento resultan menos costosos ha sido una práctica habitual, aunque no es una solución sostenible. Por ello, la legislación comunitaria ha prohibido el transporte de todo tipo de residuos para ser eliminados en países fuera de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ( OCDE ), así como los residuos peligrosos para ser aprovechados en estos mismos países.

3. Plantas de Transferencia

Dentro de la gestión de RSU en grandes ciudades, las plantas de transferencia se imponen como punto intermedio entre la recogida de basuras y su tratamiento. Podemos definir las estaciones de transferencia como las instalaciones donde se descargan y almacenan los residuos para posteriormente transportarlos a otro lugar para su valorización o eliminación. Su funcionamiento es muy simple:

  • A la planta de transferencia llegan los camiones que recogen la basura de los pueblos que pertenecen al área de gestión de esa planta. Los camiones acceden, en primer lugar, a la báscula para registrar el peso de los residuos que van a transferir. Seguidamente descargan y abandonan la instalación.
  • Los residuos son compactados y depositados en grandes contenedores-semirremolques que son transportados mediante camiones a las plantas de tratamiento. Si ejecutas la siguiente animación (pulsa sobre el botón “acción”), podrás observar lo comentado.

De lo que hemos leído hasta ahora, podemos deducir que las estaciones de transferencia cumplen tres objetivos fundamentales:

  • Ahorrar costes, ya que bajan los gastos en combustible, el desgaste de los vehículos y el tiempo empleado en desplazamientos. Debes tener en cuenta, que en uno de los camiones que hay en las plantas de reciclaje caben muchos más residuos que en los camiones ordinarios de recogida de basura.
  • Evitar la contaminación por vertido en zonas no aptas.
  • Favorece la gestión de residuos urbanos en grandes ciudades y mancomunidades de municipios distanciados entre si, al tener todos un punto en común donde llevar los residuos.

4. Plantas de Clasificación

Se trata de una instalación que permite la separación manual y mecánica de los diferentes materiales para su posterior recuperación o eliminación. Para que las plantas de clasificación funcionen eficazmente se requiere que la separación selectiva de los residuos se haga correctamente. De lo contrario, el rechazo (materiales que no pueden ser aprovechados) que se produce puede ser en torno al 50-60%, lo que significa que la mayor parte de los residuos siguen yendo a vertedero o a incineración.

Observa el gráfico y lee las siguientes anotaciones, y comprenderás fácilmente el funcionamiento de una planta de clasificación:

  1. Una cinta transportadora eleva las bolsas de basura hasta la zona de clasificación.
  2. En un rompedor, las bolsas se rompen liberando su contenido en la cinta de clasificación.
  3. Un túnel con grandes imanes preselecciona los materiales, mandando los metales a un receptor específico.
  4. El resto de los materiales son separados manualmente y alojados en receptores específicos.
  5. Al final se obtiene un material de rechazo, que será incinerado o depositado en vertederos.

Cada uno de estos materiales, excepto el rechazo, son compactados y enviados a las plantas de tratamientos.

5. Tratamiento

En este apartado se va a describir los distintos tipos de tratamientos que van a recibir los residuos sólidos urbanos. Dependiendo de las características y naturaleza de los residuos, el tratamiento a seguir es:

TIPO

ILUSTRACIÓN

RESIDUOS

RECICLAJE

Cartón, papel, plástico, vidrios, latas,…

COMPOSTAJE

Residuos orgánicos: restos de comidas, plantas,….

INCINERACIÓN

Materiales de rechazo de otros tratamientos y materiales de alto poder calorífico

VERTEDERO CONTROLADO

En él se depositan materiales tóxicos y peligrosos, así como otros materiales de desecho.

Reciclaje

El Reciclaje es una de las alternativas utilizadas en la reducción del volumen de los desperdicios sólidos. Este proceso consiste en volver a utilizar materiales que fueron desechados, y que aún son aptos para elaborar otros productos o refabricar los mismos.

A partir del papel usado, se puede fabricar nuevo papel. Las botellas de cristal usadas se trituran y se funden para fabricar nuevos artículos de vidrio. Las latas de aluminio usadas se funden y se forman láminas con las que se hacen nuevas latas u otros productos de aluminio. Se desmenuzan las botellas de plástico usadas para fabricar moquetas. La finalidad es convertir una cosa vieja en otra nueva.

Con el reciclaje, conseguimos los siguientes objetivos:

  • La conservación y ahorro de recursos naturales; ya que no hay que obtener del medio natural las materias primas, utilizamos los propios desechos.
  • Se ahorra energía y dinero que se utilizaría en destruir los residuos.

Compostaje

El compostaje es una técnica utilizada desde siempre por los agricultores, consistente, en sus orígenes, en el apilamiento de los residuos de la casa, excrementos animales y restos de cosecha, con tal de que se descompusieran y transformasen en productos fácilmente manejables, aprovechables como abono.

En la actualidad, el compostaje es una forma de tratamiento para los residuos orgánicos, que tiene como finalidad convertir estos residuos en un producto beneficioso, aplicable a la tierra como abono. Este producto recibe el nombre de compost. La definición técnica de compostaje es ” La descomposición biológica aeróbica (en presencia de oxígeno) de residuos orgánicos en condiciones controladas”. Aclaremos está definición.

– La descomposición se produce por la acción que ejerce unos microorganismos sobre los residuos.

– El término “condiciones controladas”, hace referencia a que para que el compostaje se produzca correctamente, es necesario que se den unas condiciones adecuadas de humedad, calor, oxígeno.

A continuación, podrás observar como es el funcionamiento de una planta de compostaje. para ello debes tener en cuenta el siguiente gráfico y los número en él anotados, pues más abajo te explicaremos las operaciones que se van realizando en cada zona

  1. Recepción de la fracción orgánica de la basura
  2. La fracción orgánica procedente de la recogida selectiva se filtra para eliminar las pocas impurezas que aún contenga.
  3. Trommel
  4. Seguidamente pasa por el trommel, una máquina con una gran criba cilíndrica que rueda y separa la materia orgánica del desecho basto.
  5. Cabina de selección manual
  6. Este desecho pasa por un último control que se realiza manualmente. Después, un electroimán elimina los residuos metálicos que pueda haber.
  7. Recepción de la fracción vegetal y trituración
  8. Residuos vegetales procedentes de la jardinería, la limpieza de bosques o desechos municipales son triturados.
  9. Mezcla y homogenización
  10. Se mezclan las dos fracciones en las proporciones siguientes: 65-75% de la fracción orgánica sin impurezas y 25-35 % de la fracción vegetal triturada. La mezcla resultante se somete a un proceso de compostaje.
  11. En estos momentos ya están preparados todos los componentes para realizar el proceso de compostaje. Para ello, se sigue con los siguientes pasos:
  12. Disposición en pilas
  13. La mezcla se dispone con una pala mecánica formando pilas, dentro de un cobertizo sin paredes y encima de un pavimento adecuado para la recogida de lixiviados.
  14. Volteado de las pilas y control de las condiciones ambientales del proceso
  15. Para que los microorganismos puedan descomponer adecuadamente la materia orgánica, hay que mantener las condiciones de humedad y temperatura adecuadas y la concentración de oxígeno suficiente. La humedad se mantiene regando periódicamente las pilas. La oxigenación se consigue removiendo totalmente las pilas con una máquina volteadora.
  16. Recogida de los lixiviados y de las aguas pluviales
  17. Los líquidos que desprenden las pilas objeto de compostaje (los lixiviados) se recogen y sirven para continuar regando las pilas. Toda la superficie de la planta está pavimentada de manera que las aguas pluviales puedan ser recogidas y aprovechadas para el riego del compost.
  18. Cribado del compost maduro
  19. Al cabo de 12-14 semanas, el compost, ya maduro, se criba para obtener un material final homogéneo y fino. El desecho vegetal que pueda quedar se retorna al principio del proceso.
  20. Compost
  21. Finalmente, se obtiene un compost maduro y estable que puede ser comercializado como abono o corrector de suelos.

Incineración

La incineración consiste en la acción de quemar los residuos en hornos especiales, mediante un proceso de combustión controlada. La combustión transforma los residuos en cenizas, escorias y gases.

La incineración no es por tanto un sistema de eliminación completo ya que exige un sistema complementario de tratamiento para los restos de la combustión, lo que se traduce en la existencia de un vertedero y de sistemas costosos de control de emisiones de gases. Además, debido a la heterogeneidad de los residuos la temperatura de los hornos no es constante, con lo que ha de ser mantenida de forma artificial (mediante fuel), disminuyendo la eficacia de la incineración.

Hay dos tipos de incineradoras: con recuperación de energía y sin recuperación. Las del primer tipo aprovechan el poder calorífico generado en la combustión de los residuos para transformarlo en energía.

De lo dicho hasta ahora, puedes deducir que la incineración no es el tratamiento idóneo para los residuos sólidos, ya que si bien tiene una serie de ventajas, también ofrecen una serie de inconvenientes. A continuación se detallan:

Ventajas

  • Se obtienen reducciones significativas en el volumen y peso del material a verter en los vertederos.
  • Permite la obtención de energía a partir de los residuos urbanos.
  • Las condiciones atmosféricas no afectan su funcionamiento.

Inconvenientes

  • – Altos costes de inversión y de explotación.
  • Necesidad de un sistema de tratamiento de gases completo y costoso, y de medidas de control muy estrictas.
  • Necesidad de un sistema de eliminación segura de las escorias finales procedentes de la combustión; la incinaración requiere de un vetedero complementario.
  • Rechazo social grande.
  • La incineración es incompatible con el reciclaje porque muchos de los materiales que son susceptibles de reutilización o reciclado son al mismo tiempo combustibles necesarios para el funcionamiento de la incineradora (plásticos, briks).
  • La incineración de residuos urbanos genera graves problemas, como la contaminación por metales pesados y la generación de dioxinas y furanos.

Por último, te detallamos de forma básica como funciona una planta de incineración

Los residuos llegan a la zona de recepción (1). De allí pasan al horno (2), donde son quemado a una temperatura que va de los 850 °C a los 1000 °C, esto garantiza que la combustión de los residuos y de los gases sea completa. Los gases son filtrados (3.4.5), para evitar emitir gases tóxico a la naturaleza. El rechazo de la combustión, se vierte en vertederos (6).

Vertederos

Los vertederos suponen otras de las formas de tratamiento de los RSU. Básicamente, se trata de un espacio reservando para el depósito de los residuos. Las labores a realizar en un vertedero controlados:

  • Vertido del residuo en la zona de trabajo.
  • Extendido y compactación del residuo.
  • Recubrimiento del residuo con material de cobertura.

Los vertederos pueden ser de dos tipos, controlados e incontrolados. Según datos de Ministerio de Medio Ambiente, en 1998 un 17% del total de las basuras fueron objeto de vertido incontrolado, arrojadas sin ningún control en las afueras de los núcleos urbanos en diversos barrancos, vaguadas, charcas, descampados, solares y otros lugares inadecuados, sin tomar ningún tipo de medida para reducir el impacto ambiental que ocasiona este hecho (degradación del paisaje, inutilización de suelos, focos permanentes de infección, contaminación, muerte de fauna, etc.). En este punto, sólo se hará referencia a los vertederos controlados.

Observa el dibujo de arriba, representa un vertedero, en el que hemos realizado un corte semejante al que se realiza cuando cortas un queso por la mitad; de esta forma podemos apreciar como es el vertedero por dentro. Podrás observar como existen capas de material de cobertura (las lineas naranjas), que cubren a cada capa de residuos (los puntos negros). A ambos lados de las capas de residuos, se coloca también material de cobertura. El punto rojo se refiere a una salida de los líquidos lixiviados (los resultante de la descomposición de la materia orgánica), que van a para a un punto específico de recogida, a través de canales de comunicación.

Scroll Up
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies